El domingo 23 de Noviembre de 2008 cumplí con una de mis asignaturas pendientes, volar en un avión monomotor (“avioneta” como decimos habitualmente en Argentina).

La cita fue en el Aeroclub La Matanza, sede del Centro Universitario de Aviación (CUA) donde nos habíamos reunido un grupo de pilotos virtuales y reales de Aerolíneas Argentinas Virtual para hacer nuestro almuerzo anual de fin de año.

Seguir leyendo

, , , , , , ,