Esto tiene dos objetivos. En primer lugar, nos facilita la conexión vía SSH ya que la IP nunca cambia y necesitamos este dato para poder conectarnos en forma remota y por el otro, poder configurar un cliente DDNS.

Para realizar esta configuración se asume que ya se tiene instalado el Sistema Operativo (Raspbian, OpenElec, etc), sus paquetes actualizados y posee un cierto conocimiento de Linux de forma de poder modificar archivos de configuración.

Lo primero que hay que hacer es iniciar la RPi y loguearse en la consola (Usuario: pi, Contraseña: raspberry), todo la configuración se realiza en la consola, por lo que no hay necesidad de iniciar sesión en la interfaz gráfica. En primer lugar, tenemos que enumerar las interfaces de red que actualmente tenemos disponibles:

cat /etc/network/interfaces

La línea

iface eth0 inet dhcp

Indica que actualmente estamos obteniendo direcciones IP mediante DHCP, lo que significa que está siendo registrado de forma dinámica por el router. Esto es lo que vamos a cambiar.

Primero que nada tenemos que obtener un poco de información de nuestro router y la RPi. Hay un par de comandos que necesitamos correr para obtener esta información:

ifconfig

Tomar nota de la siguiente información:

  • inet addr – 192.168.1.xx (Dirección IP actual de la RPi)
  • Bcast – 192.168.1.255 (El rango de IP para broadcast)
  • Mask – 255.255.255.0 (Máscara de subred)

Necesitamos un poco más de información antes de proceder. Usar el comando:

netstat-nr

Necesitamos la IP de ‘Gateway‘ y ‘Destination‘.

netstat

Editando la Configuración de Red

Con la información que obtuvimos en el paso anterior ya podemos editar la configuración de red:

sudo nano /etc/network/interfaces

Tenemos que cambiar la línea “iface eth0 inet dhcp” por “iface eth0 inet static”.

Luego después de esta línea introducimos la siguiente información cambiando las IPs por las obtenidas en el paso anterior, debería quedar algo así:

auto lo
iface lo inet loopback

auto eth0
allow-hotplug eth0
iface eth0 inet static
address 192.168.1.80
netmask 255.255.255.0
network 192.168.1.0
broadcast 192.168.1.255
gateway 192.168.1.1

Guardamos los cambios y ejecutamos el siguiente comando para cargar la nueva configuración:

sudo /etc/init.d/networking reload

En este momento se nos desconectará la sesión y tenemos que volver a conectarnos usando la nueva IP.

, , , , , , , ,

Hace tiempo compre una Raspberry Pi (de ahora en más: RPi) para mis proyectos IoT y a medida que leía sobre el tema, iban surgiendo cambios en la configuración por defecto que son necesarios, sobre todo si están conectadas al mundo exterior.

Conexiones

La Raspberry Pi (modelo B), tiene conexiones para Video (compuesto y HDMI), audio (Jack de 3.5mm), USB (x2), RJ45 (Ethernet 10/100), alimentación (microUSB) y por supuesto, los respectivos pines GPIO.

Para la alimentación, es recomendable usar una buena fuente switching de al menos 700/800 mA (reales). Los cargadores de celular pueden servir, pero la mayoría son de 500 mA y es insuficiente, causando problemas de estabilidad e incluso que la RPi directamente no encienda.

Para la salida de video se usa el conector HDMI. Si no disponemos de un monitor con esta entrada, un simple adaptador HDMI a VGA como este funciona:

Adaptador HDMI a VGA

El teclado tiene que ser USB. En este punto no hay otra opción y creo que hoy día no se venden más los teclados con ficha PS/2. En lo particular, voy a usar la RPi desde una terminal via SSH, con lo cual el teclado solo lo necesito para la configuración inicial e instalación del sistema operativo.

Seguir leyendo

, , , , , , , ,

No es el único, tampo el mejor, pero me sumo a la cantidad de tutoriales sobre como convertir eBooks (libros electrónicos) de formato ePUB a Mobi 🙂

Hay muchos libros de dominio público (sin derechos de autor) disponibles que se puede descargar en un Kindle (o cualquier otro lector de libros electrónicos) de forma gratuita.

El problema es que muchos de estos libros electrónicos se encuentran en formato ePUB , que no es compatible con Kindle. Sin embargo, se puede convertir a formato MOBI o AZW utilizando un software libre como Calibre y luego leer estos libros (por ejemplo de Google Books) en tu Kindle. Calibre también puede convertir eBooks a formato de Kindle AZW3 que es soportado por el nuevo Kindle Touch, Paper White y  Kindle Fire.

Seguir leyendo

, , , ,

Ya tengo casi terminada la instalación de una nueva estación ADS-B para Buenos Aires, cerca del Aeropuerto de Ezeiza, más precisamente en Adrogue.

Primero, gracias a la gentileza de Mark Daniels, Director de Pinkfroot.com (la empresa desarrolladora de Planefinder.net)  por enviarme el receptor ADS-B (Mode-S Beast) y la antena de DPD Productions. La idea es ampliar su red de recepción mundial, incluyendo esta zona de Argentina, la de mayor tráfico aéreo dada por la cercanía a los aeropuertos de Ezeiza (8 millas) y Aeroparque (16 millas).

El sistema de Vigilancia dependiente automática (ADS) o Automatic dependent surveillance (ADS) es un conjunto de aparatos y procedimientos de vigilancia cooperativa para el control del tráfico aéreo. El avión determina su posición mediante un sistema de posicionamiento por satélite (GNSS) y por medio del ADS-B envía periódicamente dicha posición a otras aeronaves próximas y a las estaciones de tierra.[1] A diferencia de los sistemas convencionales de vigilancia, en los que la posición de la aeronave se determina directamente desde la estación de tierra, con el ADS las medidas de posición se realizan a bordo, con la información de navegación, y posteriormente se envían a los centros de vigilancia.

Seguir leyendo

, , , , , ,

Recuerdo que cada vez que pasaba por los Talleres de Escalada con mi papá, decía que de grande quería ser maquinista, y lo llamativo que me resultaban las locomotoras, vagones, vías y cualquier material rodante que se viera al subir el puente que cruza las vías (hoy reconstruido).

Luego de muchas promesas (propias y a mi mi hijo) fuimos a visitar el Ferroclub Remedios de Escalada aprovechando uno de los primeros días de temperaturas agradables después del invierno. Después de muchos años, me di cuenta que ser ferroviario no era lo mío y ya con un hijo, volví a comprobar el asombro que generan los trenes y las instalaciones anexas en los pequeñitos. 🙂

Más allá del material rodante expuesto y la cantidad de elementos preservado, que pueden ver en la página que puse más arriba, quiero destacar la amabilidad de los otrora empleados ferroviarios, hoy devenidos en cuasi curadores de estos museos o centros de preservación como ellos los llaman. No hace falta más que hacer una pregunta sobre cualquier elemento expuesto para que desarrollen todo el conocimiento acumulado sobre le pieza o en particular y su historia/función en general.

¿Porqué el título post? Es simple, en Argentina se abandonaron los ferrocarriles como medio de transporte de mercaderías hace muchos años, en favor de otros quizás más fáciles de mantener y sobre todo, de menor o casi nulo costo para el estado. De hecho, hace poco y a raíz de la investigación por el accidente de Once donde murieron 51 personas, se dio a conocer en algunos medios y a través de un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) que solo se invierte el 10% de lo que debería hacerse para mantener los trenes metropolitanos en condiciones de funcionamiento.

Dejando de lado la coyuntura, realmente vale la pena acercarse al Ferroclub Escalada, recorrer sus instalaciones y sobre todo, conversar con los “viejos” ferroviarios que todavía tienen en la mente anécdotas e historias de cuando el tren era el medio de transporte por excelencia, cuando no, la única opción que tenían los habitantes de las ciudades más alejadas para recibir mercadería, correspondencia y trasladarse por el país.

, , , , ,