Si bien los mapas satelitales estan disponibles desde hace mucho tiempo, carecíamos de mapas callejeros como existen desde hace años en USA y Europa y que puedan ser usados desde un browser. Si, existen proyectos como Mapear, para el cuál he participado generando tracks de la ciudad donde vivo, pero son específicos para la plataforma Garmin y no son utilizables desde Internet.


Clarin tiene su servicio de mapas, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires también lo tiene desde hace varios años y muchas otras empresas los tienen (gratis y comerciales), pero en lo personal estaba esperando el momento en que Google publicará los mapas de Argentina, no solo por ser Google, sino por todo el valor agregado que tienen planeado agregar como estado del tránsito, obras, StreetView y particularmene ruteo que serivará para encontrar un camino entre dos direcciones dadas. Esto último es particularmente últi para aquellos que posean un GPS y especialmente los que tengan un dispositivo móvil 3G con iPhone que incluye browser, conexión a Internet y GPS, todo lo necesario para usar este smartphone como un sistema de navegación y todo por $0 (salvo el costo de conexión 3G, claro está).

Uno se preguntará a que se debió la espera, teniendo en cuenta que ya existen mapas digitales en Argentina desde hace unos años. La respuesta es simple, Google necesitaba soluciones globales, no sólo basadas en la calidad de los mapas, sino también en una cobertura amplia de todo el país. Esto demuestra que con tener solo una o algunas ciudades no alcanza, y para realizar un proyecto global no se puede ir ciudad por ciudad negociando costos de adquisición e integración de tecnologías con cada gobierno local.

No pasa por la calidad técnica o la mayor precisión de los mapas, como muchos señalan. El estado argentino la tiene, pero no puede garantizar la infraestructura de servicios y lógica de trabajo que, como se ha visto en el manejo de ciertas empresas, es distinta en el gobierno y en las empresas privadas. Una empresa como Google, no puede estar atada a posibles cambios de políticas que en base a la coyuntura suelen ocurrir, sino veáse el caso Aerolíneas Argentinas, AFJP entre otros. No tenemos un estado previsor como para garantizar que las mismas polítcas se seguirán por años.

Me imagino que Google Argentina no tuvo más remedio que pagar el costo de las licencias por utilizar los servicios y datos de Geosistemas para dar “vida” a su servicio de mapas en el país. Doy por descontado que el servicio será bueno y la competencia con Microsoft, que lanzó Live Maps Argentina hace poco tiempo, hara que estos servicios online se mantengan siempre actualizados, al menos para los requerimientos de la región.

, , , , , , , , ,